Make your own free website on Tripod.com

Iglesia Catolica San Luis Gonzaga, Jersey City.

Nuestra Señora de la Divina Providencia, Puerto Rico

Home
PROGRAMA DE SEMANA SANTA
Nuestra Virgen de Guadalupe
Calendario de Eventos
San Luis Gonzaga
Conozca al Equipo de la Parroquia
Grupos Parroquiales
Direcciones
Contactenos
Un Espacio Para la FE en Nuestros Paises
La Inmaculada Concepción, Patrona de los Estados Unidos
Historia de la Purísima Inmaculada Concepción de María
LEGION DE MARIA
CALENDARIO MARIANO
Historia
MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNION
LECTORES
Monaguillos y Monaguillas
EL CORO: Ministerio de Musica
LOS MINISTROS DE HOSPITALIDAD/ACOMODADORES
LAS TERESITAS
Contactos Religiosos
Actividades
Calendario BAUTISMOS
Ultimas Noticias

puertor1.jpg

puertor2.jpg

dprpr.jpg

Nuestra Señora de la Divina Providencia

 

Puerto Rico

Fiesta central: 19 de noviembre
 
La devoción a la Señora de la Divina Providencia se originó en Italia en el siglo XIII. Fue una devoción muy popular que llegó hasta España, donde se le levantó un santuario en Tarragona, Cataluña.

 
Al ser nombrado obispo de Puerto Rico Monseñor Gil Estevez y Tomás, llevó consigo la devoción que conoció en sus años de seminarista. La imagen que el Obispo mandó a tallar fue hecha en Barcelona. Se trata de una hermosa imagen sentada que muestra a la Virgen inclinada sobre el niño dormido en su regazo. Las manos de la Virgen se unen en oración mientras sostiene la mano izquierda del niño.

 
El Papa Pablo VI la declaró Patrona principal de la Isla de Puerto Rico el 19 de noviembre de 1969.

NUESTRA SEÑORA

DE LA DIVINA PROVIDENCIA

PATRONA DE PUERTO RICO

Fiesta: 19 de noviembre

La advocación y culto a Nuestra Señora de la Divina

Providencia se originó en Italia en el siglo XIII. Fue una

devoción muy difundida y popular que posteriormente pasó

a España donde se levantó un santuario en Tarragona,

Cataluña.

Al ser nombrado obispo de Puerto Rico el catalán Gil Esteve

y Tomás, trajo consigo esta devoción que conociera en sus

años de seminarista. En las manos de la Divina Providencia

tuvo que poner toda su diócesis este prelado, pues encontró

a la catedral prácticamente en ruinas y la economía de la

diócesis en peores condiciones. La confianza del obispo y

su trabajo dieron fruto rápidamente y antes de los cinco

años ya había podido reconstruir el templo catedralicio, en

el que se estableció el culto y la devoción a la Virgen de la

Providencia.

La imagen original venerada por los Siervos de María y

otras órdenes religiosas italianas, es un hermoso óleo en el

que aparece la Virgen con el Divino Niño dormido

plácidamente en sus brazos. Se cuenta que el título "de la

Divina Providencia", se debe a San Felipe Benicio, quinto

superior de los Siervos de María, quien al invocar la

protección de la Virgen un día en que sus frailes no tenían

nada que comer, encontró a la puerta del convento dos

cestas repletas de alimentos sin que se pudiese conocer su

procedencia.

La imagen mandada a hacer por Don Gil Esteve fue tallada

en Barcelona según el gusto de la época. Es una hermosa

imagen sentada, "de ropaje, (es decir, hecha para ser

vestida), y estuvo expuesta al culto en la catedral durante 67

años, hasta que en 1920 fue sustituida por otra magnífica

talla, toda de madera, que es la imagen de Nuestra Señora

de la Divina Providencia más familiar y conocida por las

comunidades puertorriqueñas.

María se inclina sobre el Niño, que en total actitud de

confianza duerme plácidamente en su regazo. Las manos

de la Virgen se unen en oración mientras sostiene

suavemente la mano izquierda del Divino Infante. El

conjunto sugiere ternura, abandono, devoción y paz.

El Papa Pablo VI declaró a Nuestra Señora Madre de la

Divina Providencia, como patrona principal de la isla de

Puerto Rico mediante un decreto firmado el 19 de

noviembre de 1969. En ese documento se decretó también

que la solemnidad de la Virgen debía trasladarse del dos de

enero, aniversario de su llegada a la isla, al 19 de

noviembre, día en que fue descubierta la isla de Borinquen.

Se quiso unir así los dos grandes afectos de los

puertorriqueños; el amor por su

preciosa isla y el amor por la Madre de Dios.

La talla más antigua, que data del 1853, fue la elegida para

ser coronada solemnemente durante la reunión del Consejo

Episcopal Latino Americano celebrada en San Juan de

Puerto Rico el 5 de noviembre de 1976. La víspera del

acontecimiento esta imagen fue vilmente quemada en la

Parroquia de Santa Teresita de Santurce. Pero eso no

detuvo la solemne coronación, que ocurrió en medio de la

emoción y las lágrimas de millares de sus hijos y la

presencia de cardenales, arzobispos y obispos venidos de

toda Latinoamérica.

La imagen quemada fue enviada a España para ser

restaurada. Actualmente espera la construcción del

proyectado gran santuario nacional para ser allí colocada.

 

 

Nuestra Señora

de la Divina Providencia

Himno

Virgen Santa de la Providencia

Madre de Clemencia,

Honor del Caribe.

Protectora, Borinquen te aclama.

Patrona te llama y a tu amparo

vive.

Los Boricuas, tus hijos amados,

llegan confiados a buscar los

bienes,

que les brinda con todo el cariño,

por tu mano, el niño,

que en tus brazos tienes.

Ese niño que reposa en calma,

despierto en el alma

en Borinquen sueña.

Y se alegra de que hayas querido

por trono escogido, tierra

Borinqueña.

Puerto Rico, te tiende su brazo,

solo en tu regazo, descansar añora,

y te pide, que sigas constante,

siendo en cada instante

su fiel protectora.

Enter supporting content here

Our Church Iglesia San Luis Gonzaga, Jersey City * 691 West Side Ave. * Jersey City * NJ * 07304