Make your own free website on Tripod.com

Iglesia Catolica San Luis Gonzaga, Jersey City.

Nuestra Señora de Caacupé, Paraguay

Home
PROGRAMA DE SEMANA SANTA
Nuestra Virgen de Guadalupe
Calendario de Eventos
San Luis Gonzaga
Conozca al Equipo de la Parroquia
Grupos Parroquiales
Direcciones
Contactenos
Un Espacio Para la FE en Nuestros Paises
La Inmaculada Concepción, Patrona de los Estados Unidos
Historia de la Purísima Inmaculada Concepción de María
LEGION DE MARIA
CALENDARIO MARIANO
Historia
MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNION
LECTORES
Monaguillos y Monaguillas
EL CORO: Ministerio de Musica
LOS MINISTROS DE HOSPITALIDAD/ACOMODADORES
LAS TERESITAS
Contactos Religiosos
Actividades
Calendario BAUTISMOS
Ultimas Noticias

paragua1.jpg

paragua2.jpg

caacupe.jpg

Patrona: Nuestra Señora de los Milagros de Caaupé (Virgen Azul del Paraguay)

Fiesta: 8 de diciembre

Nuestra Señora de Caacupé

Paraguay

Fiesta central: 8 de diciembre

A fines del siglo XVI un indio converso, de oficio escultor, se internó en el monte y se encontró con una partida de salvajes Mbayaes de los cuales logró escapar, ocultándose tras un grueso tronco. En los angustiosos momentos que pasó en su escondite, pidió a la Virgen salir con vida de aquella aventura. Libre de aquel riesgo, labró una imagen con el mismo tronco que le había cobijado como le prometió a la Virgen.

En el año 1603 el lago Tapaicuá se desbordó e inundó todo el valle de Pirayú arrasando todo lo que estaba a su paso incluso la imagen de la Virgen. Sin embargo al retroceder las aguas milagrosamente apareció la imagen de la Virgen que el indio había labrado. Los pobladores comenzaron a difundir su devoción y comenzaron a invocarla con el nombre de "Virgen de los Milagros". Un devoto vecino, llamado José y carpintero de oficio, le labró una modesta ermita y en ella empezó a recibir culto la Virgen de Caacupé. La imagen e Ntra. Sra. de Caacupé es pequeña, de poco más de cincuenta centímetros. Es Inmaculada y sus pies descansan sobre una pequeña esfera, ciñendo su talle una faja blanca de seda.

Cada 8 de diciembre se celebra la fiesta de María de Caacupé y los peregrinos llegan por millares al Santuario a demostrar su amor y gratitud a la Madre de todos, a la "Virgen Azul de Paraguay".

NUESTRA SEÑORA DE LOS

MILAGROS

DE CAACUPÉ

PARAGUAY

Fiesta: 8 de diciembre

(Inmaculada Concepción)

En el Paraguay abundan las bellezas naturales: pero entre esa

multitud de dones que sembró la Providencia en su bondad

hacia nosotros, ha de sobresalir Caacupé, la villa de los

milagros rodeada por cerros, arroyos y una prodigiosa

vegetación.

Caacupé es como un estuche de esmeralda que guarda una

preciosa joya: la Virgen de los Milagros, hasta la cual no cesan

de llegar los peregrinos de toda la república, en busca de

consuelo y curas de sus males del espíritu y del cuerpo, o a

pagar su deuda por una u otra salud recuperada.

En ómnibus, automóviles, carretas, a caballo y de a pie, todos

los Paraguayos hemos ido siquiera una vez en nuestras vidas a

visitar a nuestra Virgencita de Caacupé en busca de consuelo o

para agradecerle alborozados sus divinos bienes.

Nos cuenta la historia que corría el año 1600.....cuando cierta

mañana un grupo de indios Mbayaes perseguía a un guaraní con intención de darle muerte, tal vez por

pertenecer a otra tribu dominante del área, o tal vez porque el indio guaraní convertido al cristianismo y era

feligrés de los franciscanos, a los que los Mbayaes temían tanto como al diablo.

Completamente acorralado como estaba y desesperado por la suerte mortal que le esperaba, el indiecito

convertido se escondió detrás de un gran árbol que le parecía protector. Agazapado y tembloroso, se le

iluminó de pronto el recuerdo de la Inmaculada Concepción, que era la Virgen de su predilección. Entre

súplicas y suspiros, entre miedo y esperanzas, le prometió a la Reina de los Cielos que si lo libraba de sus

injustos y feroces enemigos, le haría una imagen de la misma madera de aquel árbol.

Milagrosamente, los Mbayaes no lo encontraron en aquel monte y al caer la noche se vieron obligados a

volver a sus tolderias. El indiecito guaraní se vio luego libre......y no vivió más que para cumplir su promesa.

Esperando un prudencial tiempo, el guaraní vuelve al árbol protector, ya con sus primitivas herramientas.

Desgajó de aquel tronco la madera necesaria para su propósito, puso a secarla, y pacientemente, con todo el

arte de sus manos y el fervor de su alma, se puso a esculpir dos estatuas de la Virgen: una, mas grande,

destinada a la Iglesia de Tobatí, cercana al lugar, y otra, mas pequeña, para su devoción particular.

Esta imagen menor es la Virgen de los Milagros que se la venera en la ciudad de Caacupé; imagen menor

que iba a resultar la mayor, por la abundancia de sus dones y de sus fieles. Según la opinión de los críticos

de arte en madera, la imagen es una creación artística genial

de belleza extraterrena.

La historia no ha recogido datos de la imagen mayor, que se supone saqueada por los salvajes Mbayaes.

Tampoco se supo mas de aquel indiecito guaraní y cristiano, pero aunque nunca sepamos a quien deben la

fe y la iglesia esa obra de inspiración divina, nuestra fe nos dice

que ya está desde hace tiempo compartiendo con nuestra Madre Celestial..... y quien podría negar que no

estuviera hoy intercediendo por todos los que estamos hoy aquí reunidos brindándole este homenaje.

 

Oración a la Virgen de Caacupé

"Santísima Madre de Dios y madre nuestra,

desde vuestro Santuario de Caacupé cubrid con vuestro manto

protector

a vuestros devotos y a todo el Paraguay.

Interceded por nuestros padres y bienhechores,

por los desvalidos y todos los necesitados de perdón y

misericordia.

Proteged a nuestra Santa Madre la Iglesia

y alcazad luz a los magistrados para

que hagan justicia y haya paz entre los hombres.

Después de la gracia particular que os pedimos,

alcanzadnos también la gracia

mayor de preservar en nuestra Fe

y en vuestro Amor,

para así merecer la realización de

la promesa que Nuestro Señor Jesucristo

nos hiciera cuando dijo:

"El que persevere hasta el fin se Salvará."

A Vos pues, Madre querida,

clamamos para que nos obtengáis tan singular favor.

Amén."

(Pídase la gracia particular).

paragua3.gif

Enter supporting content here

Our Church Iglesia San Luis Gonzaga, Jersey City * 691 West Side Ave. * Jersey City * NJ * 07304